COMPRA O ROBO DE ATLETAS

03.08.2017 08:34

Fuentes: AS de España- El Mercurio de Chile – Internet – El Mundo de España

 

El deporte se ha desvirtuado no solo por lo casos de doping, donde hemos visto como medallas logradas en Juegos Olímpicos hace ya una década, han sido anuladas por estar sus ganadores involucrados con casos de doping, por la corrupcion, pero otro tema que preocupa y mucho a las autoridades son los cambios de nacionalidad a cuenta de apreciables pagos.

La IAAF y otras Federaciones están poniendo el ojo en estos “negocios” de compras de posibles medallistas para poner fin a algo que hace años se ha venido haciendo por poderosos países.

Entre el año 2012 y 2016 han sido 333 atletas que han cambiado de nacionalidad, donde los principales beneficiados han sido Turquía y Bahrein.

Desde el Mundial del 2015, Turquía ha logrado 10 medallas con atletas nacionalizados y en los Olímpicos, Bahrein ha ganado 4 preseas.

En este Mundial de Londres, Bahrein llegara con 26 atletas, de los cuales solo Noora Salem es nacida en el archipiélago árabe. El caso de Turquía es casi similar ya que 10 de los 27 deportistas de la delegación son nacionalizados.

Pero no son los únicos ya que España llega con un cubano (Ortega) y dos marroquíes (Mechaal – Fifa) y la lista es larga con atletas que defienden a Finlandia, Reino Unido, Holanda, etc.

En Sudamérica, Chile nacionalizó al cubano Arley Méndez y en Uruguay se nacionalizó el cubano Aguelmis Rojas pero no por motivos económicos sino por decisión personal.

La IAAF ha congelado nuevas solicitudes de cambio de nacionalidad para proteger a los países que producen talentos como son los casos de Cuba, Kenia, Argelia, etc. y que en la mayoría de los casos son deportistas nacidos en ambientes vulnerables y son tentados en búsqueda de un bienestar económico que les permita ayudar a sus familias.

El anterior presidente del COI, Jacques Rogge expresaba en una reunión llevada a cabo en Nigeria “Estamos preocupados. No nos gusta que los países compren deportistas y les den un pasaporte si no hay una justificación social, como el matrimonio".

Bernard Amsalem de la IAAF expresaba en este sentido: "Los van a buscar sobre a todo a Kenia, pero también a Etiopía, Marruecos o Jamaica, cada vez más a Nigeria por los esprinters. Países pobres, en dificultades. Es más fácil convencer a un atleta de estos países ofreciéndole mucho dinero, representa mucho con respecto a lo que pueden ganar de manera cotidiana".

Ojala que se termine este tráfico de talentos en el deporte y se puedan ver ganadores que sepan el himno cuando suban al primer lugar del podio.

 

Contacto

José María Lombardo joselomb@vera.com.uy